Fianna

artemis_by_jasontn-d8gw4fk.jpg

Gentil Cazadora, Señora del Bosque, Dama del Verde Manto
Símbolo: Cornamenta de ciervo coronada por hojas verdes
Alineamiento: Caótico Bueno
Ámbitos: Animales, Bosques, Cacería, Criaturas silvanas.
Dominios:
Arma Predilecta: Arco Largo.

Amable, cuidadosa y de vista certera, Fianna rige sobre los bosques y las criaturas que en él habitan. Bajo la forma de una bella mujer salvaje o una furtiva cazadora, la Señora del Bosque enseña a los mortales el respeto por la naturaleza, sus criaturas y el arte de la cacería, haciendo énfasis en que debe cazarse solo por necesidad, honrándose a la presa caída, la cual da su vida para alimentar y vestir al buen cazador. Esta diosa de gran corazón muestra una rápida ira cuando se mancilla la pureza de los bosques, encargándose de castigar al ofensor con celeridad; este celo por las defensa de los bosques es traspasado a sus seguidores, y se espera de ellos que sean fervientes protectores del verdor de Arkais.

Su iglesia esta compuesta principalmente por exploradores y druidas benignos, quienes sitúan escondidos templos en lo profunda de la espesura, desde donde realizan sus labores de preservación y protección de las arboledas. Algunos templos se pueden encontrar en ciudades grandes o comunidades con una fuerte conexión con la vida natural; es una diosa muy popular entre algunas razas como elfos y gnomos del bosque, faedhes asis, centauros y fatas. Sus seguidores oran a la Dama del Verde Manto al amanecer, y la fe solo tiene una gran celebración conocida como La Cacería Verde, una semana de celebraciones que comienza con la llegada de la primavera, cuando los animales vuelven de sus migraciones de invierno y salen a la naturaleza aquellos que ivernaban, momento en que se da inicio a las diversas temporadas de caza, las cuales son respetadas profundamente con el fin de no alterar el orden natural.

Historia y relaciones: Como diosa patrona de los bosques Fianna mantiene una gran relación con las deidades naturales como Hilbaré, con quien tiene diferencias filosóficas en cuanto al carácter propio del mundo natural, y con Benedae, con quien protege y enseña el respeto a la naturaleza. Además colabora activamente con Daemaner en la protección de la buena gente de los peligros que acechan en los parajes no civilizados.

El Cruel Cazador, Boraz, es su principal enemigo, con posiciones completamente contrapuestas respecto del significado de ser un cazador y sobre como se debe plantar un ser frente a la naturaleza. Zaukithilyd es otro de sus enemigos, ya que aquel que reina sobre las aberraciones ofende a la Señora del Bosque, pues sus criaturas atentan contra el mismísimo orden natural y sus aborrecible apariencia suele ir acompañada de un corazón igualmente despreciable.

Dogma: La naturaleza lo es todo, cada ser de Arkais es parte del gran ciclo que es el mundo natural y salvaje, por lo que su protección es primordial, respetar la naturaleza es respetar la vida del mismo mundo que nos acoge. Los bosques son santuarios para la tierra, máxima expresión de vida y pureza, tu misión es resguardarlos de todo mal porque bajo las copas de sus +arboles reposa el corazón mismo del mundo. Los animales nacen con la noble misión de mantener el balance y proveer de sustento a los mortales, son nuestros hermanos, se sacrifican por nosotros, hónralos pues con su vida alimentan la tuya. Nunca caces más de lo que puedes comer, no caces más presas que aquellas que te puedan vestir, no abuses de los regalos del eterno verdor, porque su gentileza es grande y digna de devoción y entendimiento. Los pueblos silvanos han alcanzado la armonía con la naturaleza, protégelos y aprende de ellos, pues su sabiduría no la encontrarás en libro alguno, es la sabiduría de generaciones de convivencia con la sagrada naturaleza.

image3.jpg

Fianna

D&D 5e: Arkais Arkais